Nos seguimos quedando en las nubes, en los pensamientos, en las teorías, y no bajamos a tierra, con las vivencias, con la acción, con el Sentir.

Podemos pasar conscientemente mil y una hora haciendo terapia. Particularmente no encontramos nada apropiada esta palabra, confiere una sensación de estar enfermo y necesitar la ayuda completamente de fuera (con una información de fuera, a la necesidad de alguien de fuera,…).

Podemos hablar, hablar, hablar, teorizar, y pasar en búsqueda constante, o de terapia en terapia, o de la varita mágica de turno.

Aprender, aprender, formarte, formarte,ir a sanarte,sanarte,…pero de que nos sirve si después no aplicamos lo aprendido en nuestras vidas. La sensación si no pasa a la acción es de FUSTRACIÓN.

Atrévete a dar un primer pequeño paso coherente con tu Sentir

Sin embargo, dar un primer pequeño paso, ponernos en acción valiente en el reto de superar, poco a poco, vivencialmente, un miedo o bloqueo, el reto de acercarnos un poquito a aquello que verdaderamente anhelamos, nos va a hacer avanzar muchísimo.

La satisfacción del intento, el empoderamiento de sentir que decidimos, que hacemos, que nos movemos,  porque SOLO CUANDO HACEMOS y LO HACEMOS CON SENTIDO, REALMENTE SOMOS. Esa satisfacción nos hace sentir plenos.

El SER VIVE (acción de VIVIR), el SER no solo piensa o diserta o sabe.

Si no pasas a vivenciar (Vivir en acción) tu Ser, tu alma, no experimenta ni ancla lo aprendido.

Tu puedes estudiar mucho, pensar, conceptualizar, meditar, adquirir mucha conciencia,…pero si no lo aplicas en tu vida, no eres coherente y la experiencia no queda impregnada en tu alma.

¡Pasa a la acción de una vez!¿A que esperas?¿Al momento perfecto que nunca se dará?

Así que no lo pienses tanto y pasa a la acción. Descubrirás como de pronto, poco a poco, se empiezan a disipar tus frenos.

Quizás al principio cueste. Estás arrancando, pero en breve tendrás la sensación de la propia certeza vital. Te importará menos teorizar y si te encanta pensar e idear, será para crear, probar, experimentar.

La vida tiene como la incertidumbre como ingrediente especial y la incertidumbre solo se gestiona y desvanece poco a poco con la prueba y error. Pero eso sí, probar con sentido, con sentido alineado a tu Sentir, no al «tuntun» impuesto por el sistema de la matrix.

Esa pequeña acción te va a acercar y hacerte sentir más tú que esas mil y una horas en las que subido por las nubes (de terapia en terapia) te mirabas desde arriba y te ibas “planeando” eternamente la vida.

Da el primer paso,  que tú y solo tú conoces, (nadie lo puede sentir mejor que tú) y SIENTE a lo grande después como te sientes tras esa pequeña acción. ¡Ese pequeño paso es un gran triunfo!

Aparca por un rato tantas palabras, tantas teorías, y se tú el maestro, el autor que escribe su vida desde el diario de la experiencia.

Si al principio quieres sentirte arropado, acompañado, puedes utilizar algunos de nuestros servicios y talleres de coaching vital, coaching desde el Sentir. El coaching desde el sentir no es terapia, el coaching es un impulso al empoderamiento personal.

A %d blogueros les gusta esto: