¿Qué es el Coaching desde el SENTIR?

 

En el Coaching del SENTIR el principal ingrediente es el SENTIR. Ese es el eje en la vida de el Coach del SENTIR, el Coach Vital, el chamán de hoy. En su día a día, también en las relaciones que genera, en las preguntas que formula, en las sesiones que haga, en las clases que imparta, todo, todo absolutamente todo debe estar impregnado de SENTIR (GUIADO, TRABAJADO, ORGANIZADO, DIRIGIDO). Por lo tanto, el Coach del SENTIR debe ser un Maestro del SENTIR, un Chamán de hoy.

El coaching desde el SENTIR es un coaching que lo realizan corazones valientes para corazones que quieren ser valientes.

 

Es un coaching sobre todo vivencial, de impacto, de transformación real, que genera vértigo, que se introduce en las verdades más profundas. Que rompe muros, que tambalea hasta los pilares más robustos, y los derrumba si hace falta. Va a la Esencia, elimina lo superfluo.

 

 

Es un coaching que se VIVE, se experimenta en cada célula, en cada átomo del SER, tanto del coach como en la persona que atiende. No hay trampas, no hay cartón-piedra. No hay tregua pero sí mucha compasión. El resultado final es la Alegría del SER, y vislumbrar el verdadero Rumbo, el SENTIDO de VIVIR.

Por tanto, el principal ingrediente es darle la relevancia al SENTIR que posee. El enfoque es bidireccional, es decir. Por una parte el coach va a a tener presente su SENTIR y va a estimular que la persona trabaje desde su SENTIR.

Cualidades

 

SIEMPRE va a escuchar en profundidad, va a incluir su intuición a la hora de dirigir sus preguntas, va a poner el corazón en su sesión, va a estar presente en sus palabras y va a poner toda la intención a la hora de tocar, escuchar, mirar a la persona que tiene delante.

Va a generar un flujo armónico que va a ayudar enormemente al buen fluir de su coaching, el coaching desde el SENTIR. Es poner, diseñar, dibujar, de buena vibración, del color ideal, de la luz ideal el espacio, el entorno para que el fluir de la palabra sienta la menor traba posible, las menos interferencias.

 

El coach creará un momento de paz, rozando el no tiempo. Se debe preparar, debe preparar el entorno, y muy importante, ha de animar a la persona, ANIMAR a que hable desde su SENTIR. Estos dos factores son muy diferenciadores de otros enfoques del COACHING, el coaching tradicional o el coaching desde la mente.

USO DE LA DICHA

 

El coach desde el SENTIR, tendrá que ayudarse de su DICHA. Se apoyará también en la DICHA de la persona, para generar la apertura con la profundidad del SER, que guía a lo que realmente importa eliminando trabas y bloqueos. Desarmando las corazas, y dejando fluir libremente la autenticidad desde lo más profundo que está ahí, no tan lejos, a flor de piel, cuando impregnamos de DICHA lo que hacemos, lo que vivimos.

Podrá también ayudarse de su energía poderosa, la energía de su luz, de su voz. No se ha dejar de lado este punto, para transmitir a conciencia su luz y paz a las personas y su fuego para deshacer nudos,…

El Coach desde el SENTIR trabaja siempre desde el respeto, la sintonía, la empatía. Deja fluir las preguntas poderosas de su corazón, no perdiendo de vista la atención máxima a la persona, al contexto, al mundo que lo rodea en ese momento.

 

El coaching desde la mente SIN ACTIVAR EL SENTIR

Un Coach no puede nunca ser un Coach desde el SENTIR o un Coach Vital si NO SIENTE, si no sonríe, si no ama a la VIDA, si tiene el corazón cerrado,…por muchas técnicas que conozca, por mucha mente poderosa que disponga, por muchos títulos y certificados que presente. El SENTIR se VIVE, no se certifica.

Cuando se atiende solo desde la mente, en realidad no se atiende con plena atención a la persona, pues se está siguiendo directrices pautadas de antemano, protocolos apicables a cualquiera y a todos. No se está mirando, no se está sintiendo a la persona que tienes delante.

Es otra manera de ir en automático. Y coaching desde luego no es una tarea que pueda ir en automático pues sobre todo tiene base en preguntas y por tanto en respuestas.

Si el Coach está en modo SENTIR, podrá escuchar todas las respuestas, las dichas y las no dichas y podrá ponerse en vibración con la conexión de la persona y avanzar al unísono.

El empuje aquí es de fluir y de facilitar el trabajo de ahondar, destapar, y así fluir y avanzar. Si actúa desde la mente es muy probable que se encuentre solo con mente y acabe siendo un trabajo superfluo, una película que no tenga nada que ver con la esencia, con lo que importa.

Tiene que haber compromiso, acción. Si no se mueve desde el corazón, poco hay que hacer.

El Coach Vital, cuando está junto a alguien no es uno más, tiene un nombre unos apellidos y sobre todo una esencia.

El Coach desde el SENTIR ayuda a conectarlo con esa esencia para que el trabajo que ansia realizar tenga sentido. Que no se busque metas que no van con uno. Que la coherencia aparezca en su vida, y por tanto la coherencia en el modo de abordar el coaching del SENTIR es su lema. Que la pautas y protocolos tengan sentido, que se ajusten a la persona según el SENTIR.

El pret-a-porter es un gran avance a medias, pues como cambia cuando te hacen un traje a medida. ¡Que bien sienta! y más cuando el traje está hecho con tu color preferido, el que tu sabes que te sienta bien.

Quizás desde la mente la consigna sea gastar poco, comprar rápido, sin casi esperar, listo para llevar…y llevar puesto lo que todos para después de una temporada volver a empezar, con otros falsos objetivos. Solo tratamos de dar un ejemplo visual.

Un coach que no trabaja desde el SENTIR te puede llevar al autoengaño, a ninguna parte. No te quedes pues en la superficie, se valiente.

Puedes aprender más en nuestros talleres vivenciales y en el libro "El PODER del SENTIR en tu día a día"

A %d blogueros les gusta esto: