Nos enseñan a no cuestionar.  Nos enseñan a no rechistar. Nos enseñan a aprender las normas. Nos aleccionan a que debemos ser dóciles y a agradar a nuestro sistema paternalista. Nos enseñan a vivir como niños desvalidos, como niños insanos, pues carecemos, por falta de uso, de la mirada del niño que necesita comprender y decidir y crear.

Nos convertimos en niños adultos sin curiosidad.

Eso si, somos grandes acumuladores de palabras, de conocimientos,… Siempre acumular, ese es el lema. Conseguir, tener, acumular,…
 

 
Se empieza acumulando hechos históricos para no dejar hueco a ver nuestra historia vivencial presente.

Se acumulan también fórmulas y «leyes» para no dejar cabida al desarrollo de la intuición para pasar a la acción experimental.

Se nos muestra la importancia de tener, tener, tener,… conseguir, conseguir, conseguir, en vez de facilitarnos lo verdaderamente esencial para plasmar nuestra alma en nuestro propósito que es el «crear por nosotros mismos».

De esta manera se nos ha inculcado como forma de vida «el depender». Depender de conseguir fuera todo. ¡Absolutamente todo!
 

¿Cuanto dependes del sistema?

 
El sistema (la matrix) se encarga de proporcionarnos lo necesario para estar constantemente entretenidos y no nos reservamos tiempo para crear ni para pensar. No pasamos por nuestro filtro nada de lo que nos enseñan. Todo lo oficial va a misa. Es una convención. ¡Somos convencionales!.
 
playa abarrotada
 
No nos apreciamos. No apreciamos el aporte único y maravilloso que supone nuestro existir. Pasamos por el aro. Seguimos al rebaño y en el rebaño no hay cabida a la espontaneidad ni a la rebeldía. No hay libertad.

Si creemos a pies puntillas lo que se nos dice, aún a sabiendas que nuestro Sentir nos pone en alerta, estaremos co-creando un mundo sinsentido. ¡Así nos va a veces!¡Eso es lo que esta cosechando esta sociedad enferma!
 

Se nos ha puesto difícil crear

 
Se nos ha puesto difícil crear. Parece que crear vaya ligado a realizar una gran obra, algo grande, que pase a la posteridad. Y no nos damos cuenta de que crear es simplemente pasar a la acción en nuestras vidas con la conciencia impregnada de Sentir para que la coherencia forme parte de nuestras vidas y del mundo, y el sentido común parta de los corazones y no se base en una norma escrita por no se quién, no se cuando, sino que vaya acorde con la vida y por lo tanto nos siente bien.
 

 

La Rebelión de los Creadores

 
¡Borremos de nuestro día a día que las cosas son así y no se pueden tocar!

No lo creas, y crea según tu Sentir, para que cambie tu realidad contigo.

Cuestiónate las «verdades» de la sociedad. Filtra si van acorde con la vida. Si son coherentes o relativas. No pierdas la curiosidad por comprender y por crear tu mundo, el mundo. ¡Este pequeño paso de análisis puede contribuir muchísimo a un desarrollo sano de tu vida!

Vuélvete un creador rebelde. Un creador consciente. ¡Activa tu chamán interior!
 

 
No pases por el aro si no te apetece. Busca tu propio camino y abre caminos.
No tengas miedo, conecta con la vida.

Expón tu Sentir y quizás más gente se atreva a hacerlo. Estar satisfecho con la vida es contagioso.

En lugar de coleccionar cosas, haz que florezca tu vida en cada instante.

Crea tu vida. Mantén vivo tu anhelo de descubrir, de experimentar, de vivenciar.

TU VIDA, TU MEJOR CREACIÓN.

¡ALURA!: La magia de la Vida está en la Alegría del Corazón

A %d blogueros les gusta esto: