Ha llegado el momento. Has de empezar a decidir: ¿En qué mundo quieres quedarte? Estamos en un momento histórico para la evolución de la humanidad.

Hemos estado viviendo durante mucho tiempo en un mundo de desenfreno.

Un mundo de la acaparación.
Un mundo de la plastificación del ser humano.
Un mundo adicto en muchos aspectos.
Un mundo ruidoso.
Un mundo sucio.
Un mundo inerte.
Un mundo desnaturalizado.
Un mundo que ha pensado ganar la batalla a los ciclos. Dominar y someter a la naturaleza.
Un mundo de usar y tirar.
Un mundo artificial, donde nada se repone.
Un mundo con prisas.
Un mundo de excesos.
Un mundo de estrés anormalmente insano.
Un mundo automatizado, lleno de autómatas.
Un mundo violento.
Un mundo con miedo.
Un mundo viciado.
Un mundo que no acepta los ritmos, ni el dolor, ni el devenir del propio madurar.
Un mundo en busca de la eterna juventud.
Un mundo que se droga para creerse en éxtasis.
Un mundo de desigualdades y nulo discernimiento.

En definitiva, un mundo insostenible.

Este es el mundo de donde venimos, en el que ahora hemos tenido la oportunidad de hacer un parón para observarnos y observarlo.

¿Es este el mundo que eliges?¿Es este el mundo que quieres?

En este mundo que has vivido hasta ahora tú eres insignificante, pues la sociedad está elaborada de manera de que tú no tengas que pensar, tu no tengas que Sentir, tu no tengas que crear. Los otros, unos pocos, deciden por muchos y simplemente tienes que seguir la fila:Tu poder es nulo entonces.

Ha llegado la hora de decidir

Quizás haya llegado el momento de prestarte atención, de cuidarte, y para ello no te queda más remedio que decidir.
Decidir si sigues siendo un autómata y dejarte ir a la deriva hasta donde este mundo insano y sinsentido te lleve o por el contrario has logrado sentirte y has podido visionar tu fuerza, tu luz, tu criterio.

Si es así, las opciones están en tu mano.

Toma la voz cantante, da rienda a aquello que nace de ti. Empodérate y compártelo en tu día a día. No se trata de huir, se trata más bien de transformar.

Activar tu esencia y pasar a la acción significa poner en funcionamiento tu parte creativa y responsable.


EMPODERARTE realmente para vivir tu vida y así dotar de este Sentir el mundo en el que vives. Si cada uno de nosotros pasamos a la acción, el cambio será imparable. Poco a poco, paso a paso, pero con un resultado que se dejará sentir, empezando por ti.

¿Vas a seguir las reglas de juego de un mundo que te anula, que te encierra, que te acalla, que te enferma, que te priva de tu libertad, que contamina tu esencia? o ¿vas a plantarte para ser tu quién gobierne tu mundo?
Todos deberíamos ser soberanos de nuestra vida.

Una vida guiada y sin sentido no es una vida.

No es tarde. El ahora siempre es el mejor momento.

Tenemos una oportunidad para el cambio.

Esta crisis (teórica pandemia 2020) puede ser la vía para que pongamos al mundo en crisalida, para que poco a poco lo llenemos de color y nueva vida.
El mundo lo formamos entre todos. Somos co-responsables.

Por tanto, si tu no tomas tus propias riendas, eres parte del problema. ¡Depende de ti!

La pregunta correcta es pues: ¿Qué mundo decides construir, qué mundo decides vivir?

Es importante que entiendas que el mundo que co-creamos no es la vida. La vida y sus leyes naturales debería ser una referencia perfecta para crear nuestro mundo de armonía y belleza.

Nosotros hace tiempo que ya lo decidimos y seguimos en ello.Por ello hablamos desde la experiencia vital, no desde la teoría. Te animamos a que lo hagas tú.

¡Déjate de entretenimientos (también «de iluminados»), decide y pasa a la acción! Hay mil y una oportunidades.

Si quieres, puedes venir a visitarnos a cualquiera de nuestros talleres y retiros para hablar de ello y compartir experiencias.

All-focus

recolectar

A %d blogueros les gusta esto: