La falacia del Relativismo Moral que nos lleva al caos

En el mundo actual, en base paradigma del relativismo moral que está en boga y se promueve,  hay una gran confusión para entender y diferenciar entre el Bien y el Mal. Esta confusión nos lleva a pensar que no existe una manera objetiva de determinar si una acción o comportamiento es correcta o errónea desde el punto de vista de una Ley Moral que esté por encima de los criterios arbitrarios de los seres humanos.  Pensamos que lo que está ‘bien’ o está ‘mal’ es aquello que nos conviene a nosotros, es decir aquello que nos genera un beneficio, independientemente de sus consecuencias en otros, está ‘bien’ y aquello que nos perjudica, está ‘mal’.

Por otra parte ‘la Sociedad’ aplica criterios relativos con sus «leyes» (en realidad normas arbitrarias) sobre estos conceptos.

Esta situación se agrava de sobremanera al haber un gran desconocimiento de la Ley Natural, una Ley Universal (Ley de la Creación) que rige la verdadera diferencia entre lo que está Bien y lo que está Mal de forma objetiva, y que genera los resultados acordes a la naturaleza de nuestros comportamientos, y por lo tanto determina nuestras condiciones y estados en el mundo actual que vivimos (penuria, sufrimiento, caos,…).

¿Cómo determinar si actuamos Bien o Mal?

Conocer y comprender la Ley Natural, la Ley Moral del Universo, es una guía de referencia fundamental y está es una de nuestras labores básicas en nuestro proceso evolutivo. No obstante, aunque está a nuestro alcance por su sencillez, puede resultar muy lejano y dificultoso para muchos.

En este contexto de tanta confusión, una primera aproximación a recuperar la alineación y reconexión con la Ley Natural, mejor que hablar del Bien y el Mal, como los dos grandes bandos, nos ayudaría hablar del vivir y actuar desde la alegría o desde el miedo, ya que nos es más fácil conectar de manera natural con estos estados.

El bien y el mal, en las actuales mentes, parece algo impuesto por la autoridad de los gobiernos, el A o B. Es posicionarte en algo ajeno a ti y superior, que está afuera. Entonces tu adecuas a esas normas y te alejas de tu SENTIR, la verdadera herramienta ligada a la Esencia Divina y a la Ley Natural.

Si el SENTIR está presente en tu VIDA, comprendes desde donde te mueves tú y tu vida. Si avanzas con alegría o te riges por el miedo proyectado.

Todo fluirá si lo haces desde la alegría y acorde a tu Sentir, independientemente de los resultados, ya que todo estará bien, porque será lo que tiene que ser, y experimentarás lo que has de experimentar en consonancia con la verdadera moralidad de la vida.

Es imposible realizar una acción desde el Sentir que no esté alineada con el concepto de Bien de la Ley Natural.

Sin embargo, si te rige el miedo y te desconectas de tu Sentir, a pesar de que lo hagas según «las normas» que se podría parecer que está dentro de lo denominado «bien», correrás el más que probable riesgo de hacerte daño y destruyéndote a ti mismo, que es en definitiva lo más parecido al «mal».

Vive acorde a tu SENTIR y entonces dentro de ti sabrás, experimentarás y exteriorizarás que todo esta BIEN, en ti, en tu SER y así a su vez en el mundo que te rodea si muestras a los demás a vivir en armonía y a generar orden.

¿Sigues creyendo que no existe el Bien y el Mal?¿Eres consciente que hay seres que actúan en base al miedo y seres que actúan en base a la alegría de vivir y su SENTIR?

¿Actúas desde el miedo o desde la Alegría?

¿Qué sabor tiene la intención subyacente a tus acciones?

¿Eres de los que crees que debe existir el Mal para dar sentido al Bien?¿No crees poder vivir en armonía con la Ley Natural, con coherencia vital con acciones acordes a lo que está Bien?

¿Crees que acciones pequeñitas Malas, en tu día a día, no tiene ningún peso sobre tu vida?

¿Cómo ves bajo esta perspectiva a alguien que está actuando «Mal» para con la Ley Natural?¿Lo aceptas sin más?¿Eres consciente de que nuestro devenir como humanidad depende de entender y diferenciar lo que está Bien de lo que está Mal (en base a la Ley Natural y tu Sentir) y actuar en consecuencia?

No se trata de dejar de tener compasión por alguien que actúa de manera incorrecta, si ves el miedo que hay en ella, si ves su ignorancia, pero no permitas sin más que se genere caos, injusticia, y mentira, el verdadero mal del mundo.

No dejes que el miedo sea quién guie los corazones de las gentes del mundo y trata de aportar luz, de enseñarles a sentir la Verdad y el sentido natural que debería ser la guía del mundo.

Enseña a Sentir coherencia vital, la distinción entre el Bien y el Mal objetivos, que en esencia es «no dañar y respetar al prójimo» y las incoherencias de las leyes de los hombres que juegan a ser dioses.

Reflexiona sobre lo que sientes y sabes que está Mal y sin embargo lo aceptas en la sociedad y en la vida y pon en acción todo el Bien que puedas para que la Alegría de Vivir reine en el mundo.

¡ALURA! La magia de la Vida está en la Alegría del Corazón

A %d blogueros les gusta esto: