Las Estrellas, ¿qué son para ti?

La ciencia «oficial» nos dicen que las estrellas son cuerpos de gases en combustión. Pero es evidente que muchas veces nos confundimos en las palabras y en las definiciones frías de la ciencia.

Pensamos que lo que somos depende de desgranar, desentrañar nuestras partes. Con definir de lo que estamos compuestos parecería que oficialmente se deja al descubierto lo que somos.

Sin embargo nos olvidamos muchísimas veces de lo primordial, de la esencia.

Nosotros no somos solo un conjunto de órganos: unos riñones, un corazón, unos pies,…

Nuestra esencia es SER en Armonía, al igual que las Estrellas.

 


Las dotamos de definiciones intentando averiguar o especular de que están compuestas cuando en realidad lo genial es que compartimos con ellas esa misma esencia divina, la esencia vital.

Son luz, son ritmo, ellas laten como nosotros, y contribuyen a la armonía del universo que compartimos, la misma llama Divina, del ahora, del ayer, del mañana.

Hablamos el mismo lenguaje, respiramos la misma esencia, nuestras vibraciones se combinan generando música de vida armónica.

Podemos ver a las estrellas como a nuestras hermanas.

Hermanas esenciales que recogen la autenticidad, desprovistas de lo superfluo, encargadas de reunir la sabiduría, la sabia de todos los tiempos.

Estrellas custodias. Estrellas con Alma, que independientemente de nosotros mismos, por su propia naturaleza, nos ayudan y nos guían incondicionalmente.

Su luz transformada en esencia se plasma en nosotros, en nuestro interior más sutil, más divino y nos reconforta.

Sentir las Estrellas es Sentir la paz inmensa de la unidad, de la pertenencia a ese Todo, a ese conjunto irremediablemente hermoso que es la existencia, que nos supera.

Nuestra estrella nos orienta, nos aconseja, nos nutre. Nos recuerda lo que nosotros mismos somos, porque fuimos y seremos luz divina. Recuerda que las estrellas están siempre, de día y de noche.

Recuerda la importancia de conectar con ellas, de liberar tu espíritu de tantas ataduras que distraen de lo esencial. Recuerda que laten contigo.

Recuerda que recogen la esencia pura de tantas almas. Luz divina que vuelve al origen en danza vital.

Observa las siguientes gravaciones reales grabadas con una cámara Nikon y discierne por ti mismo. ¿Son las estrellas verdaderamente lo que nos dice la ciencia oficial?

 

Recuerda hablarles para sanar. Para comunicar incluso con aquellos seres queridos que siguen en ti pero también están en ellas. ¿No lo has sentido nunca asín?

Cuando miras el cielo estrellado irremediablemente te haces sabedor de tu propia luz, de tu camino divino.

Cuando sientes ese equilibrio de esencia en tu interior, puedes sentir y comprender que todo encaja, que el mundo, tu mundo, es también tu universo y que esas luces que ves en el cielo te guardan y guardan con mimo todos los detalles significantes y te riegan con su luz de pureza.

Te ayudan a Discernir.
Te ayudan a Sentir.
Si conectas, si las escuchas, podrás retomar buen rumbo.
Ellas están ahí.
Forman parte de ti y tú de ellas.

Son, sin duda alguna, la estela de Dios como energía creadora.

Te animamos a Sentir y practicar los baños de estrellas.
Te animamos a encontrar tu estrella guía.
Conecta con las estrellas para conectarte más con ti mismo.

Te invitamos a participar en nuestros talleres y actividades en el Refugi dels Estels, Terra Xamánica, donde realizamos diferentes experiencias vivenciales de conexión con las estrellas.

¡Alura! La magia de la vida está en la alegría de corazón.

A %d blogueros les gusta esto: