El mayor riesgo que corres cuando no estás conectado con tu Sentir es que dejas de ser tu mismo, pierdes la esencia. Mientras más te alejas de quién eres en esencia, más vacío estás de tu propia alma y más te llenas de lo que no eres.

Es como si alguien ajeno a ti se adueñara de tu propia vida. La vida carece de sentido. Haces cosas que van incluso en contra de tu naturaleza. Como si un personaje que no eres tu controlara tus movimientos, como si parasitara tu vida.

El mayor riesgo que corres cuando no estás conectado con tu Sentir es que dejas de ser tu mismo,

Realmente es así. Cuando desconectas de tu Sentir, dejas el piloto automático y es fácil que te dirijan, te dejas llevar. Es fácil que se te puedan implantar creencias, hábitos, actitudes que te llevan a actuar y  crear una vida que no te llena en plenitud.

El sentimiento que algo es discordante está ahí. Si te detienes a sentir un momento, como una intuición latente, que está ahí siempre presente, aun el más dormido de los dormidos puede detectar la semilla del Sentir. Es tan fácil impregnarte y cargarte con energías pesadas para tu alma.

Cuando tienes el Sentir conectado, cuando tienes activado tu radar chamánico, es como que tienes ante el mundo una fortaleza esencial que te protege. Estás lleno de ti y te alerta ante lo que te rodea. Percepción sutil que te lleva siempre a intentar mantenerte en eje, y todo de manera natural, sin forzar.

Radar Chamán

Cuando conectes con el sentir del corazón, vas a centrarte en lo realmente importante, en lo esencial, que es el Ser, el Ser creativo.

Nos centramos tanto en pensar, creer, decir,… y no nos damos cuenta del riesgo que tenemos al pensar, creer, decir y entonces crear desde la desconexión, porque quizás estemos pensando, creyendo, diciendo e incluso creando para otro, y estemos construyendo un mundo lleno de desarmonía, empezando para contigo mismo.

De ahí que sea esencial recuperar el rumbo gracias a la conexión con tu Sentir.

Ello te empodera sobremanera. Ante cualquier situación complicada que se presente, ante cualquier lugar repleto de energía negativa, ante cualquier influencia que intente dirigirte o manipularte a su son. Si no vibra contigo, con tu Sentir, vas a estar más seguro de ti mismo, más protegido, vas a tener el ímpetu vital de mantener tu Rumbo. Vas a poder discernir y a partir de ahí, elegir.

Poder decidir es básico para pasar a la acción que te conviene y así bailar al son de tu alma.

Constantemente recibimos inputs, de día y de noche, incluso en sueños.

Si no tenemos nuestra esencia en equilibrio, nos pueden llegar mensajes que al no poder comprender nos pueden confundir, si no tenemos la certeza del Sentir como guía.

Conecta pues con tu Sentir y no permitas transitar y llevar en una vida sin sentido.

A %d blogueros les gusta esto: