Una buena manera para poner en marcha el Sentir es la que llamamos activar el «Radar Chamán».

Ser chamanes de nuestras vidas (activar nuestro chamán interior) es la mejor manera de empoderarnos suficientemente para ver, sentir y vivir de otra manera.

El radar chamán es signo de nuestra propia coherencia y sobre todo del mundo que nos rodea.

Es ver sin juzgar, pero comprendiendo la situación de la realidad que nos rodea y por tanto adecuarnos de la mejor manera en nuestro encaje vital con el entorno para no perder nuestra esencia y transformar aquello que sea necesario para crear un mundo más acorde y armónico con el Sentir.

El radar es un estado de auto-observación que va más allá, que se expande y que sobre todo no se queda solo en detectar sino que es atrevido, que pasa a la acción, que crea lo nuevo y protege lo existente de las «inclemencias contextuales» (todo aquello que quiere hacer daño).

atención expandida

La Atención Expandida

El chamán utiliza todos los sentidos que tiene a su disposición.

El radar chamán se sitúa dentro de una atención especial. No solo está presente sino que comprende más allá.

El radar chamán lanza una frecuencia en forma de palabra, mirada, aliento, deseo, ….(aquí puedes poner muchísimas palabras) que de alguna manera van a volver a él para poder procesar la vibración de cuanto le rodea. No hablamos solo de personas, sino también de ambientes, proyectos, aquellas cuestiones que sean de relevancia para la vida en ese momento. Automáticamente ello nos va a permitir sentir, visualizar sobre la respuesta recibida: ¿Es coherente?¿Me hace vibrar bien?¿Me merece la pena mi dedicación?…

La certeza nos va a ayudar a decidir el rumbo y también como actuar ante esa cuestión/situación, persona, proyecto,… Estaremos empoderados pues sabremos y actuaremos en consecuencia.

Puede parecer complicado, como que comporta una tensión o un desgaste especial, sin embargo es todo lo contrario, te evita desgastarte andando caminos que no te corresponden o prestando atención y energía a proyectos que no fluyen en tu sintonía.

Se trata de ser pero no simplemente de ser yo, de reconocerme en mi interior, de saber y amarme de como soy, sino de saber situarme a mi en la vida en el mundo y hacer fluir esa esencia mía en tierra fértil, en el paisaje que debo pintar.

El chamán de hoy, El que Ve, El que sabe, El que SIENTE y CREA y VIVE con alegría coherente a su Sentir.

Radar Chamán

Algunos consejos para activar el Radar Chamán.

Decisión, conciencia, valentía, paciencia, aprender a mirar, escuchar, sentir de otra manera.

Ser capaz de desligarse de viejos hábito impuestos.

No temer ser diferentes.

Disfrutar del propio camino. No es ser egoista, siendo más uno mismo se va a poder compartir lo que algunos llaman «la propia medicina» que no es otra cosa que es la esencia que hemos venido a desarrollar/experimentar en esta vida.

Tienes que aprender a conectarte contigo, con tu Sentir.

Atreverte. No temer a experimentar.

Serenarte ante las trabas del camino (en forma de problemas, quejas, críticas) aplicando el filtro del Sentir.

Participa en algunos de nuestros círculos chamánicos.

A %d blogueros les gusta esto: