En Gestión Vital Hoy, intentamos reflexionar principalmente sobre la VIDA, sus principios, sus flujos, su sentido en si misma, nuestro papel como seres humanos en ella, y como VIVIR en plenitud en nuestro entorno actual, aquí en la Tierra, en nuestras ciudades, en nuestras comunidades, con nuestras problemáticas actuales. Intentamos recuperar y recordar lo que para nosotros es la esencia de nuestra existencia, y que encaje en el mundo actual donde nos relacionamos.

En nuestro caso particular, nos inquietan las problemáticas de la sociedad occidental actual donde vivimos. Nos mueve el anhelo de mantener el nexo de conexión y alineación con la vida en un mundo sistematizado que creemos que, cada vez más, se aleja de VIVIR la vida en plenitud de una forma natural.

Pero, claro está, para hablar de la Vida primero tendríamos que responder ¿Qué es la Vida para nosotros?. Creemos que es evidente que el paradigma o visión que tengamos sobre la vida misma determina de forma fundamental nuestra manera de vivir y nuestra manera de relacionarnos con el mundo que nos rodea.

¿Tienes clara tu visión sobre la vida?¿Qué estado te genera esa visión?¿Cómo te hace SENTIR?¿Cómo te hace vivir?¿Tienes resuelta esa pregunta o huyes de ella?

 

 

A continuación mostramos nuestra visión actual sobre lo que para nosotros es la vida y cómo la SENTIMOS.

¿Qué es la Vida?

La vida es la más bella historia, el más bello sueño jamás contando.

 

La vida es todo lo que subyace, lo que se ve, y lo que no se ve.

 

La vida es nuestro fluir constante, armonioso, donde todo tiene un lugar y un motivo y un fin.

 

La Vida son millones de vidas en una sola Vida.

 

La Vida es la Esencia. La Vida eres Tú.

 

La Vida es un río que adopta mil formas y nos empuja porque formamos parte de él, porque somos la vida misma.

 

La vida cobra sentido cuando sientes la magnitud de la experiencia Vital.

 

La Vida siempre tiende al darse y sentir al máximo desde lo maravillosamente sencillo.

 

La Vida es cada momento, cada latido.

 

La Vida es creación constante.

 

La Vida es sembrar huecos para que nazcan flores. Es sembrar silencios para que nazcan sonidos.

 

La Vida es movimiento y es reposo.

 

La Vida es lo que nos rodea y lo que nos forma.

 

La Vida es lo que creamos y lo que creemos.

 

No importa si la Vida tiene principio o fin, si pervive… La magia de la vida, su motor, es desarrollar SENTIR y aportar el legado de nuestra parte responsable de nuestra Vida para que la Vida en si sea más bella, completa y armoniosa.

 

Y tu posiblemente te preguntarás…¿Hay algo que no esté vivo?

 

Todo forma parte de la Vida y como parte de la Vida, son Vida misma también.

 

Dejará de experimentar la Vida cuando no Sienta la plenitud, cuando no aporte el propósito de su existencia y eso será un sinvivir, una vida en minúscula.

¿Cuál es el propósito de tu existencia?¿Vives en coherencia con tu propósito?¿Vives en coherencia con tu SENTIR?

Más que entrar en entender en detalle el diseño de la Vida, que es lo lo que hay fuera de ella, quien o cómo se ha creado, es importante ver su sentido, sus principios, para entender y saber como vivirla y disfrutarla en plenitud.

Muchas veces nos perdemos en intentar entender misterios sobre la vida que quizás están fuera de nuestro entendimiento en este momento, en vez de entender como debemos vivirla. En la mayoría de ocasiones no tenemos una visión propia de la vida que nos empodere y delegamos esa responsabilidad a las creencias impuestas del momento.

Una pequeña analogía simplificada con los Videojuegos sobre como creemos que vivimos en la actualidad

 

 

Imagina por un momento que la vida es un videojuego. Es como si en vez de disfrutar de jugar con el juego, divertirnos con la incertidumbre y la superación de las pruebas y pantallas que se nos presentan, nos dedicáramos y nos preocupáramos constantemente a ver como está diseñado, cómo está hecho, que pantallas y pruebas hay por encima nuestro,…

Y es más, intentamos conseguir vidas infinitas o trucos para pasar fácilmente de pantallas y superar las pruebas sin ninguna dificultad y esfuerzo…¿tendría sentido entonces jugar al videojuego?¿Sería apasionante? Quizás al principio sí, pero de buen seguro acabaría aburriéndonos (es nuestra experiencia) y volveríamos a querer jugar sin más y buscar la propia incertidumbre y limitaciones que nos pondría el juego para poder ejercer nuestro ingenio y nuestra capacidad de decidir y superarnos.

O lo que pasa en numerosas ocasiones, que dejamos los controles del mando del juego a otros personajes para que jueguen por nosotros o nos dicten como debemos jugar, inventándose reglas y que nada tienen que ver con el propio juego. En la mayoría de ocasiones, reglas a favor suyo, creando un juego muy diferente, muy acotado, muy limitado y nada divertido para nosotros dentro del juego.

¿Vives el juego, tu juego?¿Conoces a tu personaje?¿Tu próxima misión en el juego?

¿Tienes miedo cuando juegas en el videojuego?

¿La Vida es para ti muy diferente a un Videojuego?¿Qué te genera esta pregunta?¿Qué estado te genera tu respuesta?

Puedes aprender más en nuestros talleres vivenciales, Webinarios, cursos on-line y/o en nuestros libros "El PODER del SENTIR en tu día a día", "El Viaje Chamánico, un pasadizo a tu SENTIR (Mundo Interior)"

A %d blogueros les gusta esto: