En un primer momento nos empez谩bamos a cuestionar si exist铆an diferentes niveles de consciencia.

Sin embargo, nada m谩s conectar con la cuesti贸n, nos dimos cuenta que no se trata de niveles que haya que superar y que nos permitan avanzar, sino que m谩s bien se tratan de estados, es decir, en un determinado momento podemos pasar de una graduaci贸n de m谩s consciencia a menos, a un estado de consciencia m谩s sutil a uno menos sutil, como de pasar de solido a gas, de gas a 茅ter, siendo en esencia lo mismo.

Hay muchos factores a tener en cuenta que forman parte de una buena comprensi贸n de lo que estamos hablando.

En primer lugar, es importante diferenciar entre la Conciencia y la Consciencia. A modo resumen, la Conciencia tiene que ver con la capacidad de discernir entre el bien y el mal, del comportamiento correcto y el incorrecto, nos permite comportarnos de forma Moral, acorde a la Ley Natural, en armon铆a con la Vida.

La Consciencia tiene que ver con la capacidad de detectar y entender que est谩 pasando en cada momento, estar atento, percibir, sobre todo Sentir, en el aqu铆 y el ahora, para actuar en consecuencia de la forma m谩s correcta y en armon铆a (seg煤n la Conciencia).

La Consciencia tiene que ver con el conocimiento, tambi茅n con la inteligencia y la Conciencia, pero se aborda de una manera diferente en cada caso. As铆 una persona inteligente (con capacidad de aprendizaje) puede resultar a la vez ser una persona con muy poca Conciencia (capacidad de discernir entre el bien y el mal) y un inconsciente de la vida (no darse cuenta de lo que le pasa o lo que pasa a su alrededor).

Si lo que aprendemos no lo pasamos por el filtro interior del Sentir podemos pasar por la vida de manera muy desdichada, sin comprender nuestro propio valor y sin aportar demasiado, a pesar de tener, una alto coeficiente para el aprendizaje. Un aprendizaje sin el filtro del Sentir (acceso a la Conciencia) puede provocar que obtengamos conocimientos falsos (mentiras), o comportamientos err贸neos (da帽inos), que vayan contra la Vida, contra nuestro propio devenir.

Recordemos, la Conciencia tiene que ver con la comprensi贸n de lo que est谩 bien y lo que est谩 mal, esa es la premisa b谩sica. La Conciencia ES, no tiene niveles ni estados, est谩 ah铆, y se comunica con nosotros o accedemos a ella a trav茅s del Sentir.

Hay gente que no practica el acceso a la Conciencia (Sentir) o lleva una vida en donde no llega a profundizar en la plena consciencia y de hay que elija o siga el camino de una vida sin Conciencia, donde la pauta del mal se acomode en su vivir.

Solo cuando dejamos de ser inconscientes, es decir, llevar una vida pasiva con el piloto autom谩tico puesto, donde confundimos quienes somos con el personaje con quien nos identificamos, solo entonces, empezamos a vivir con sentido.

驴Qu茅 es ser consciente?

El estado inconsciente (no somos conscientes de nuestra inconsciencia)

El estado inconsciente es en el que se encuentran las personas que ven pasar la vida, que se consideran v铆ctimas, que act煤an por impulsos, que no sienten dicha ni paz y est谩n en continuo conflicto con la vida: 芦la culpa siempre es de los dem谩s禄, que si las cosas no salen como ellos quieren sufren y odian y maldicen, no se dan cuenta de su implicaci贸n en la vida. En ese estado somos muy ego铆stas y manipuladores, no pensamos ni sentimos con claridad. Nuestro instinto ego铆sta nos controla. Vivimos en gran desequilibrio y buscamos el 芦equilibrio禄 evadi茅ndonos de la realidad. No hacemos el esfuerzo, nos tiene que venir dado, hecho todo. Pasas por la vida sin poner tu alma.

Desgraciadamente, ese el estado en que se encuentra la mayor铆a de la Sociedad actual en la mayor parte del tiempo.

El estado de primera toma de consciencia (empezamos a ser conscientes de nuestra inconsciencia)

En el estado de la primera toma de consciencia, es decir, cuando te das cuenta de que viv铆as en la inconsciencia, hay una aceptaci贸n y comprensi贸n de que el cambio es necesario.

Ese 芦darnos cuenta禄 nos deja desabrigados, perdidos, pero a la vez nos empodera saber que tenemos algo que aportar, decidir, y que nuestras decisiones van a afectar en lo que nos pasa.

Empezamos a conectar con algunos momentos de plenitud y conexi贸n que nos demuestran y alientan a que somos algo m谩s y podemos interferir en la vida.

Es dar los primeros pasos, el consciente, el Sentir, empieza a estar presente. Esta vez el 芦darnos cuenta禄 de nuestra ignorancia nos puede llevar a querer evadirnos, aunque lo har铆amos conscientemente, o tambi茅n nos va a poner en b煤squeda del autoconocimiento y de la verdad. En cualquier caso estar谩s decidiendo conscientemente.

Transcender este estado es clave.

Estado de madurez de consciencia

En el siguiente estadio de madurez de la consciencia sentiremos que formamos parte de la vida y descubriremos el aprendizaje del camino. Ya no estamos solo recre谩ndonos en el pasado y ni mirando hacia al futuro, el camino se hace m谩s presente y cada decisi贸n que tomamos en nuestra vida la hacemos a sabiendas de nuestra responsabilidad cocreadora. Desde este flujo, el Sentir gu铆a nuestras vidas, que por fin toman sentido y tienen un prop贸sito.

Desde este fluir consciente es mucho m谩s f谩cil experimentar y alinearse con la Conciencia de vida y co-crear para construir la armon铆a y equilibrar el caos. Desde aqu铆 vamos impregn谩ndonos m谩s y m谩s de sabidur铆a y se hace m谩s dif铆cil vivir y actuar sin Conciencia y vivir de manera inconsciente , pues ponemos el alma en lo que hacemos, vivimos acompasados con la vida.

Estado 谩lgido de consciencia

El estado 谩lgido de consciencia ser铆a cuando m谩s pasamos m谩s tiempo en conexi贸n con esta alegr铆a de vivir, sentimos el gozo de manera regular, disfrutamos de casi todo, no podemos evitar sonre铆r, respirar hondo. Sentimos y vivimos de manera serena, incluso ante las adversidades y es mas, somos capaces de contagiar este estado. En este estado de consciencia ya no solo vamos acompasados con la vida, sino que somos realmente vida. Se vive en presencia cada momento, pero no analizando desde la mente (mindfulness) sino viendo con el Sentir. Es el estado objetivo del Cham谩n Interior.

Desde este estado de m谩xima consciencia, la Conciencia del Ser rige nuestro d铆a a d铆a.

Este estado lo hemos sentido todos en alg煤n momento. Es el 茅xtasis del amor, de la contemplaci贸n, de cualquiera de nuestros momentos sagrados. Por muy lejanos que sean, por muy ef铆meros que hayan sido, esa conexi贸n con el no tiempo, con la Verdad, con la Fuente, nos marca en positivo para siempre. Ah铆 hay que acudir para recuperar al Ser, a su consciencia. Ah铆 se baja la guardia de 芦egos禄, de par谩sitos tiranos, de m谩scaras. De ah铆 se puede empezar a avanzar, poco a poco, porque desde el estado de plenitud de consciencia, se reconoce lo que est谩 bien y lo que est谩 mal y se puede empezar a trabajar en una vida en positivo, con valent铆a, con alegr铆a de coraz贸n que te devuelve el sentido.
Desde el estado consciente los pensamientos, lo aprendido, se relega a un segundo plano, porque aflora la comprensi贸n de lo verdadero y lo que realmente es valioso. Dejamos de quejarnos de la vida, para ser vida y a partir de ah铆 entramos en un flujo consciente de conexi贸n con el Todo que de repente nos devuelven nuestros 芦poderes naturales禄.

Ya no soy yo y el mundo.
Yo conecto con la flor, yo conecto con las estrellas, porque comparto un fondo con ellas, un fondo que puedo sentir desde dentro.
Yo soy vida y en mi mundo interior puedo encontrar respuesta a todo.
Para experimentar y disfrutar cada vez m谩s, Siento y conecto con mi interior.
S茅 qui茅n soy y s茅 como actuar conscientemente.

Cambios de estados de consciencia

Todo es c铆clico y no permanecemos en un estado inmutable. Se trata de decidir estar cada vez m谩s en eje con el Sentir para evitar ir a la deriva y que nos controlen o nos controle el miedo.
Cada roce, cada aprendizaje con el Sentir nos deja huella.
Sentir la Dicha de vivir es sanador y nos devuelve el poder de quien realmente somos.

Si conoces gente inconsciente, entiende en que estado se encuentra. Si puedes, facil铆tale el camino mostr谩ndole tu propio ejemplo. Hazle que se conecte con el Sentir, con la Dicha, para que tenga ese momento de iluminaci贸n que devuelve la consciencia.

Si la consciencia se ha quedado atrapada en la c谩rcel del intelecto, ser谩 imposible que le hagas entrar en raz贸n con la dial茅ctica. Deber谩 a volver a Sentir, recuperar el silencio para reconectar con el rumbo, con la esencia. Solo entonces se caen los velos de la mentira y se comprende y se puede volver a aprender desde cero, dando a cada paso una chispa de consciencia a la propia vida.

El estado de consciencia no tiene tiempo. Es decir, no nacemos con una consciencia de serie. Tenemos siempre la oportunidad de reconectar con la fuente, con la Conciencia original e ir construyendo nuestra experiencia vital acorde. Siempre est谩 al alcance del alma. Nadie est谩 m谩s aventajado. No es una carrera. Todos formamos parte de lo mismo.

La reactivaci贸n de la dicha, el trabajo con el mundo interior del viaje cham谩nico son herramientas muy poderosas para el despertar de la consciencia, para ayudarnos a vivir con otros ojos y devolvernos la oportunidad de ser verdaderos co-creadores de vida.

Limpiar las limitaciones, los miedos, las mentiras, son claves para la sanaci贸n y reactivaci贸n de la Chispa Divina, nuestro tesoro divino, nuestro enlace con la Conciencia, la Fuente, la Divinidad.


NOTA: Os compartimos un enlace que puede ser de ayuda para profundizar entre Conciencia y Consciencia, dos t茅rminos que usamos muchas veces indiscriminadamente sin entender muchas veces de lo que significan.

https://lamenteesmaravillosa.com/consciencia-y-conciencia-en-que-se-diferencia/

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines anal铆ticos. Al hacer clic en el bot贸n Aceptar, acepta el uso de estas tecnolog铆as y el procesamiento de tus datos para estos prop贸sitos. Ver
Privacidad
A %d blogueros les gusta esto: