¡ALMA! ¡Qué mensaje tan lindo!¡Qué sonoridad y belleza encierra este vocablo en si mismo!

Es imposible pronunciarlo si tener al momento una invitación a SENTIR. Nace de dentro. Desde las entrañas. Como un ¡Mamá!. Son claves puras de conexión.

El Alma es eso, conexión. Conexión con el SER, con la divinidad de SER, con la VIDA.

El Alma es con quien hablamos, con esa voz ligada al SENTIR, esa voz sabia, esa voz que es amor puro, y es SENTIR.

El Alma es la muestra palpable, a nuestro alcance, de que formamos parte de TODO, de que lo somos en ESENCIA.

Sin embargo, ahí la tenemos, olvidada, abandonada, callada, ocultada.

Intereses creados hacen que sintamos miedos, nos dejemos controlar, que acallemos al niño que llevamos dentro que sabe en esencia disfrutar de la vida, y que ignoremos el anciano sabio que tiene la conexión completa con el todo, con todos los tiempos.

El Alma no tiene edad, carece de tiempo.

Cuando hablas con tu alma siempre tienes la sensación que tú eres tú, la percepción de la edad se diluye.

Parece que no se deba o no se pueda poner el alma en lo que hacemos, en lo que pensamos, en lo que creamos…pues quizás nos desfondemos, quizás nos desnudemos demasiado y nos sintamos vulnerables. Hemos hablado de esto al hablar del miedo.

Pero por el contrario, deberíamos impregnar con nuestra esencia todo lo que somos, creamos, vivimos, pues poniendo alma todo, cualquier proyecto, cualquier empresa cobra sentido y tiene un color diferente, un color, una música, una energía,…ábrete a lo que quieras.

Talento

Si no es así, ese proyecto tiene carencias en su propia Alma, en su propio SER y existir (es como si no se respetase, no se apreciase). Imposible que brille igual si no se le aporta, no se le ama lo suficiente en definitiva si no le pones Alma.

!Ama pues tu alma, siéntela, es lo más bonito, precioso, lo que más te empodera!

El mundo esta lleno de ciegos, sordos, cojos, mancos, y de todo sinsentido de discapacidades posibles porque no Sentir el Alma a través del SENTIR del corazón te cierra a la vida, te quita capacidad, poder y control.

Deja que tu Alma se exprese, deja que tu Alma cree, deja que tu Alma ría, deja que tu Alma ame con toda su esencia y esplendor para que sea guía y brújula en tu vida. SIENTE tu Alma. Está ahí. Eres tu mismo. ¿Lo sabes?¿Lo SIENTES?

El Alma de los proyectos.

El Alma tiene mucho que ver con la atención que prestas con todo lo que haces y proyectas.

De alguna manera, todo lo que se crea es divino, tiene una misión, tiene una finalidad, un fin, una esencia, tiene un ciclo vital, tiene VIDA y por tanto merecen toda la atención, merecen ser escuchados, ser atendidos, ser comprendidos, merecen brillar, merecen respetarse. Estamos hablando de proyectos.

Cualquier cosa que hagamos no deja de compartir la vida con nosotros mismos.

Es muy diferente hacer las cosas poniendo el Alma o descubrir y abordar un acometido, un proyecto, una empresa con esta concepción de la vida, porque le otorgas el poder y la fuerza que le es intrínseco, pues al tener todo Alma, tiene que desarrollarse para cumplir su misión.

Igual que nosotros tenemos que desarrollarnos en esencia porque de esta manera el mundo fluye mejor, TODO funciona igual.

Si un proyecto es atendido con alma y el alma del proyecto es atendida, fluirá, brillará, de alguna manera, se estará llevando a cabo lo que ha de ser, con el sentido que ha de ser.

Hay que vivir sintiendo que vives con TODO lo que te rodea. No solo con las personas, no solo con los seres vivo, (animal es alma), sino que hay que ir más allá, todo lo que creamos, todo lo que existe tiene su propia alma, su esencia.

 

A %d blogueros les gusta esto: