Algunas personas nos preguntan que relación y diferencias hay entre el Inconsciente y el Sentir.

No hace falta entrar en grandes análisis y definiciones sobre que es el inconsciente: …si hay diferentes niveles, si hablamos del individual o del colectivo, si es el instintivo o más cercano a lo divino,…hay muchísima literatura sobre el tema si alguien realmente quiere dedicar su tiempo a indagar.

A veces pensamos que es nuestro deber o es meritorio escudriñar hasta el más último detalle para obtener y ser poseedores de la verdad.

En realidad, nuestro planteamiento es más fácil, más sencillo de entender y sobre todo, más sencillo de practicar.

No nos olvidemos que siempre tendrá más relevancia para nosotros todo aquello que tenga que ver con lo vivencial. Seguramente haga más mella una experiencia propia que sabernos de memoria las teorías que otros hayan aportado sobre el inconsciente.

Empecemos.

Inconsciente

…¿Qué te viene?…Algo que de alguna manera está ahí, latente, pero que escapa a tu control, incluso que más bien te controla. Veámoslo así.

El inconsciente es ese gran río subterráneo que fluye con toda la información básica (si quieres), con toda la información de todos y todos los tiempos (si te gusta más ese enfoque), contiene los patrones y programas que llevas contigo, los tuyos y los de tus ancestros. Incluso el gran libro de registros akáshicos si te ayuda a entender o te identificas más con esta visión.

Lo importante es concebir que está ahí, al alcance de todos, bajo la piel latente. A veces nos vemos influidos por su fuerza, su influjo de alguna manera nos conecta a unos a otros.

El inconsciente es una parte muy importante de tu Mundo Interior.

¿Dónde está aquí el Sentir?

El Sentir es tu parte individual activa de conexión. Sería tu propio pozo que conecta con ese río y transforma ese agua, esa vida, esa información con tu propia aportación. Con el sentir actúas con conciencia, recoges esa sabiduría, energía, etc y la filtras, comprendes y canalizas. Ya no simplemente eres influido, sino que tu lo haces con conciencia y propósito.

Es más, cuando te abres a la conexión, te va resultar más fácil conectar con el Sentir, con el pozo, de tu compañero de camino, si es sí la intención de fondo para nutrirnos y crecer juntos en la co-creación del mundo.

Mientras más atentos estemos a nuestro Sentir, menos manipulables seremos en todos los sentidos: en el mundo que llamamos real, el día a día, y también en las sutilezas de ese mundo inconsciente que todos compartimos.

El Sentir es nuestro fluir vital, es la canalización de los recursos esenciales.

Construye tu pozo y crea tu oasis a partir de sus cristalinas aguas.

El viaje chamánico es un método sencillo para acceder al Mundo Interior a través del Sentir.

 

 

A %d blogueros les gusta esto: