Dedicado a los que imaginan, a los que se hacen preguntas, a los que dudan de los dogmas irreales del mundo superficial y dejan aflorar el mundo interior: a los poetas e investigadores de la Verdad.

¿Te atreves a ver el mundo al revés?

Si lo haces, verás que muchas cosas que no entiendes o que te empequeñecen, cobran sentido.

¿Y si el mundo es cóncavo? ¿Sabías que la Teoría actual oficial Heliocentrista tiene excepciones que no tienen explicación según este dogma? ¿Serías capaz de contemplar otra posibilidad?¿En que posición estarías en perspectiva de este nuevo  universo cóncavo cerrado?

Vivimos en un mundo donde muchos dogmas «oficiales» muestran una mentira linealmente opuesta a la verdad.

La Tierra puede ser cóncava y convexa, es arriba y es abajo y todo puede ser relativo, dependiendo de la percepción que se observe e interactúe, pero realmente ¿Cuánto te cambia a ti? Si tu experiencia vital es armónica y te desarrollas en tu camino con plenitud, tanto da ciertas cuestiones.

Otra cosa es que intuyas, que sientas, que este tema es esencial para ti y tu desarrollo. Entonces dedica parte de tu mundo y de tu vida a experimentar, a comprobar y a sacar tus propias conclusiones en base a ello.

No te dejes arrastrar a la desdicha por un dogma «oficial».

 

 

LA VERDAD DEL MUNDO CÓNCAVO

Mi ventana hacia la otra realidad
donde mi mundo es cóncavo.

Paisaje remoto de evasión extra muros.

Me sitúo de nuevo en el no tiempo.

Laberinto de vida hacia mi mundo interior
donde el espejo cóncavo refleja la verdad.

Paisaje sutil que me acaricia sin asfalto.

Me permito viajar entre mundos.

Cúpula pulsante de pura armonía
que desinfla el Nuevo Orden disruptivo.

Ingrávida, surco mis paisajes de poesía.

Me libero de la falsa dimensión conocida.

La esencia encerrada, el orbe, el jardín, la estrella,
emergen como un sueño en pedazos.

Sobreviven al reloj y al yugo con fuerza inaudita.

Atraviesan las mentiras de la escuela.

Me muestran la verdad de lo que siento
en lo que veo.

Mi vientre cóncavo alberga, con fiel elegancia,
al mundo entero.

Poema que forma parte de la Antología «Poemas para noches surrealistas»

A %d blogueros les gusta esto: