Hemos mencionado muchas veces lo importante que es no solo mirar hacia adentro y reconocernos como quien somos, sino mostrarlo al mundo: La importancia de lo vivencial, pasar a la acción desde nuestro Sentir, de aportar al Mundo.

De crear cuanto nos rodea impregnando de nuestra esencia nuestro cometido vital. Tienes que aportar tu granito de arena.

Aún así, no se trata solo de impregnar de lo que somos, es más, es ocupar cada uno nuestro lugar, plasmar nuestra aportación, pero no olvidemos que todo detalle es importante, todos somos necesarios y co-creamos, compartimos la vida y generamos y desarrollamos el mundo.

Si somos capaces de caminar juntos con sinergias, conectando en el camino con aquellos que comparten esta visión de la esencia, generaremos un fluir de completitud que nos aportará todavía más conciencia y plenitud de que lo que estamos viviendo, haciendo, se consolida y tiene más fuerza, empuje y sentido.

Cuando haces un camino compartido, estás construyendo y te unes en la construcción con otros, todo se acrecienta (fluir, alegría,…).

Por tanto, no desdeñemos el compartir, el plasmar, conjuntamente con otros aquellas etapas del camino que nos sean comunes.

Ayudemos a otros a arrancar su vuelo y nosotros mismos energetizaremos con ello.

La colaboración, suma. El compartir, enseña y moldea, y siembra caminos y marca momentos que impregnan la vida. Una siembra de una manera de sentir y vivir que se contagia poco a poco, sin demasiado ruido, pero firme e imborrable.

La familia, el clan, no solo es compartir lo vital (la comida y el apoyo mutuo, el proyecto y la visión), es también un plantar, un sembrar las bases de una manera de plantearse y vivir la vida diferente.

Ni siquiera es revolucionar, sino evolucionar con sigilo.

Se pueden romper esquemas sin aislarse o dejar de vivir en sociedad.

Se pueden transformar en sigiloso paso firme. Para eso es necesario el compartir (la pareja, la familia, la comunidad, el clan!,…).

No temas pues explicar y compartir tu Sentir y tu Visión para que poco a poco llegue a quien debe de llegar.

Si hace falta busca o forma tu nueva Tribu, identifica tu Clan, intégrate en tu constelación de estrellas para ocupar tu lugar en el firmamento.

No caigas en la tentación de desmerecer lo pequeño y sencillo: Núcleos pequeños y comunicados forman un lazo hermoso que no acaba.

Primer paso: Reconócete.
Segundo Paso: Muéstrate al mundo.
Tercer paso: Aportar al mundo.
Cuarto paso: Co-crea

Si quieres probar de formar parte de nuestro grupo tribal «Chamanismo Vital» te invitamos a que nos conozcas y participes en nuestras actividades.

A %d blogueros les gusta esto: