El viaje chamánico cabalga con el sonido del tambor a nuestro mundo interior, nuestro mundo esencial, nuestro mundo espiritual y podemos añadir que utiliza el lenguaje de la imaginación creativa, el lenguaje del Sentir, para su expresión.

Mientras más nos adentremos en el viaje chamánico, más potenciaremos nuestra imaginación creativa, que es la gran herramienta de la que disponemos para crear nuestro mundo desde la esencia, con alegría, con sentido.

Todo es cuestión de practicar, experimentar, de recordar y de Sentir.

La práctica del viaje chamánico va a ser nuestro laboratorio de creación para que surjan ideas, para desbloquear los límites, para conocer en esencia lo que somos, lo que anhelamos.

Imagen de <a href="https://pixabay.com/es/users/chenspec-7784448/?utm_source=link-attribution&utm_medium=referral&utm_campaign=image&utm_content=7033804">Chen</a> en <a href="https://pixabay.com/es//?utm_source=link-attribution&utm_medium=referral&utm_campaign=image&utm_content=7033804">Pixabay</a>

Imagen de Chen en Pixabay

 

El viaje chamánico va a ser nuestro gimnasio de creatividad particular.

Acompañados de nuestro animal de poder, de nuestros guías, vamos a tener acceso a un conocimiento que nos pertenece, que nos es innato y a medida que nos familiaricemos con nuestro mundo/mundos interiores nos va a ser más fácil poner en práctica en el día a día y con más energía y sentido aquello que imaginamos y que nos es propio.

Te invitamos a conocer esta herramienta de meditación ancestral tan natural como la vida misma que te ayuda a devolverte el poder de la imaginación natural, no dirigida (fantasía), tan pura como la que brota del corazón cuando somos niños. Porque el tambor y el viaje nos conectan con eso, con nuestra pureza y poder personales.

Y todo de manera natural, sin necesidad de psicotrópicos, sin perder el control, ni el poder de decisión, pero consiguiendo la libertad de espíritu que te da alas y te hace avanzar enormemente en ingenio, en salud, equilibrio, en conocimiento y en valentía y energía para plasmar sabiamente lo que hemos imaginado, en una co-creación que aporta armonía, color y luz a nuestra vida y a nuestro mundo.

Ejercita tu corazón para que vibre con el viaje chamánico al son del tambor y vuela para co-crear mundos de entusiasmo y plenitud.

¡ALURA! La magia de la vida está en la alegría del corazón.

 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad
A %d blogueros les gusta esto: