A continuación te mostramos cuatro claves que nos ayudaron a volver a recuperar el ser humano empoderado que estaba dentro de nosotros.

Seguramente estas claves que te compartimos te resonarán, las habrás escuchado quizás muchas veces. Son sencillas. En la sencillez, la mayoría de las veces, está la verdad y el poder.

Y muy probablemente comulgues con ellas pues las reconozca tu Sentir. Pero eso no basta. Simplemente te pido que te pares a pensar, dentro de cada una. A hacerte preguntas. A Sentir si realmente las estás aplicando en tu día a día, qué te falta…

Si no lo haces, a pesar de que son tan esenciales y sencillas, ¿por qué es así?

1-¿Eres auténtico o te ahoga el rol que te marcan en cada situación? ¿realmente debería haber roles, estar clasificados? Los roles son máscaras, papeles que interpretamos. Pero estos roles no son nada si no dejamos aflorar nuestra esencia cuando los interpretamos ¿por qué dejas de ser tú?¿por qué no pones alma a lo que haces? ¿es que el tiempo en que estás por ejemplo en el trabajo no forma parte de tu vida, de ti? ¿por qué dejas de ser coherente con tu sentir cuando simplemente sigues órdenes, consignas…. Cuando te pagan? ¿Es que en esos momentos te olvidas de tus principios de lo que es esencial para ti? Para empoderarte debes permitirte a ti misma la expresión de tu sentir, pero en todas las facetas de tu vida.

2-¿Lideras cuando toca? ¿sabes decir no cuando es preciso? ¿estás en eje? ¿vives en equilibrio? O te sometes a lo que dictan sin discernir. O esperas que las soluciones vengan de fuera. ¿gestionas tu propio talento? ¿pones en marcha tu creatividad o copias los viejos patrones? ¿Aportas mimo y cuidado en lo que haces, o actúas en automático? ¿hablas y hablas o pasas a la acción sobre lo que sientes?

3-¿Te formas y aprendes por el disfrute de acumular conocimientos? ¿realmente entiendes lo que aprendes, lo pones en práctica? ¿te centras en desarrollar tu talento o te vendes a hacer lo que toca, lo que está de moda, lo que te pueda dar más dinero, aunque a ti no te llene? ¿sabes aportar valor? ¿disfrutas con ello, estás en paz?

4-¿Te abres a vibrar, a compartir, a relacionarte a organizar, a crear nuevos proyectos? ¿o te quedas en tu zona, con tu gente, aunque ya no vibréis en la misma línea ni tengáis un impulso de acción común que os una? ¿estás apegada a la rutina, a lo conocido? ¿no confías en tu sentir, en la vida para avanzar? ¿temes la incertidumbre del cambio? ¿te aferras a las viejas creencias?

Obsérvate. Sincérate. Siente como eres…. ¿Qué haces cuando nadie te ve, cuando estás en tu rol, cuando estás bajo la máscara de la “persona-personaje”? ¿Sigues en primer lugar a tu sentir? ¿Tu corazón es valiente o está apagado, desconectado y es otra la que vive por ti?

Esperamos que estas claves te ayuden a entender que el mundo necesita del ser humano auténtico que hay en ti. Que tu energía equilibrada fluya, que el cuidado y el empoderamiento positivo marquen el nuevo ritmo de este mundo loco para que por fin pueda tener alma y sentido.

Te recomendamos la lectura de nuestro libro «El Poder del Sentir en tu día a día«, la base de la creación de un nuevo mundo con sentido y alegría, que seguro te ayudará a empodérate con él.

el poder del sentir en tu día a día

Puedes bajarte una infografía resumen de este artículo en:

 

A %d blogueros les gusta esto: