Te suena esta frase  ¿Es demasiado fácil y sencillo para ser verdad?

 

En nuestra sociedad actual, sigue estando enraizada la idea de que más es mejor. Contra más complicado y difícil, mejor. También la idea del esfuerzo y sacrificio para merecer y tener valor. Mientras más capas y más títulos, mejor, para justificar el valor, dinero y posición. Lo complicado y difícil es selectivo, diferenciador, solo para unos pocos privilegiados. Genera barreras.

 

¿Huyes de lo fácil y lo sencillo? ¿Idolatras lo complicado y difícil?…¿Tiene que ser difícil y complicado para merecerlo, sino no vale la pena?.

 

¿Sientes que todo es demasiado complicado? ¿Que todo requiere mucho esfuerzo? ¿Que debería ser más sencillo y fácil?

 

Antes de proseguir, vamos a definir que es sencillo y fácil para nosotros:

 

Fácil/Difícil: esta relacionado con la cantidad de esfuerzo y recursos que necesitamos para conseguir realizar una actividad. Si es fácil requiere poco esfuerzo, está a nuestro alcance. Si es difícil requiere un gran esfuerzo para nosotros, y posiblemente tengamos que tomar energía extra para superarlo. Lo más fácil que existe es lo innato, aquella actividad que realizamos prácticamente sin esfuerzo, sin darnos cuenta que la estamos haciendo, incluso lo contrario, que nos proporciona energía y disfrute.

 

Sencillo/Complejo: Está relacionado con el análisis mental que se requiere para entender una cosa o para entender como se debe llevar a cabo una actividad. Está directamente relacionada con su composición (el número y tipo de elementos que la componen), sus relaciones,…Una actividad sencilla es aquella que su entendimiento para llevarla a cabo está al alcance de todo el mundo, sin necesidad de realizar ningún esfuerzo mental para entenderla. Una actividad innata es aquella que es obvia para nosotros, esta integrada en nuestro entendimiento, ES.

 

Con la conexión directa con la sencillez eliminamos intermediarios, medicinas y trámites. Esta sociedad se basa en lo contrario, burocracias, complicaciones, y laberintos que no conducen a ningún lado, solo al ostentar y a pasar el tiempo entretenido. Las complicaciones te llevan a estar entretenido en la mente y no dejarte sentir.

 

Lo extraordinario de lo sencillo y fácil es que es tan maravilloso, que no nos damos cuenta, que no apreciamos su fuerza, sus posibilidades. Lo sencillo y fácil es la base, es la semilla en la cual se contiene todo el potencial. Es un todo en ya si mismo. Evita dudas, distracciones, matices que nos hacen derivar. Es directo. Es el primer paso. Es el color primario. Es universal y accesible. Es hermoso y cercano. Es comprensible. Te da la certeza. Equilibra y sosiega. Es obvio y natural. Es así.

 

Hace falta tan poco para vivir y ser feliz. Mostrar otro enfoque, otra manera más simple de las cosas, se hace cada vez más urgente. Si tu puedes, y lo disfrutas, otros podrán seguir tu ejemplo.

 

Lo más sencillo y fácil es ser tú, sin capas, aunque nos complicamos la vida con máscaras. Con yo soy mi trabajo. Yo soy mi país. Yo soy tantas cosas… Conecta con lo sencillo, con tu semilla, con tu ser, libérate, siente quien eres.

Mi experiencia como Ingeniero me ha enseñado que los diseño complicados y difíciles son muy costosos de mantener, son inestables, no son sostenibles, carecen de armonía, generan confusión y crisis y no permiten crecer fácilmente. He visto que generalmente las mentes ofuscadas (y a veces perturbadas) generalmente generan diseños complicados y difíciles, que a duras penas cumplen con la función encomendada.

 

En cambio los diseños simples y fáciles son fáciles de mantener, son robustos, sostenibles, escalable, son menos costosos y generan menos problemas, son  armoniosos y bellos en su concepto, generan claridad y facilitan el crecimiento. He comprobado que una mente clara, alegre genera diseños sencillos y fáciles, que cumplen perfectamente con la función asignada.

 

Muchos dicen que la genialidad está en saber detectar los principios simples y fáciles de las cosas aparentemente complicadas y difíciles. Sacar lo obvio de lo que aparentemente no es tan obvio.

 

¿Qué piensas de lo sencillo y fácil?

 

Observa la VIDA. ¿CREES que sus principios son complicados y difíciles?…ahora bien ¿SIENTES que sus principios son complicados y difíciles?

 

Observa la SOCIEDAD que te rodea. ¿CREES que sus “principios” son complicados y difíciles?…ahora bien ¿SIENTES que sus “principios” son complicados y difíciles?

 

Tu formas parte de la vida. Tu formas parte de tu sociedad.

 

¿Cómo diseñas tu vida?¿Simplificas o complicas? 

 

A %d blogueros les gusta esto: