Exponemos en este artículo un resumen de este fantástico libro “La Buena Suerte” de Alex Rovira, que a través de una bonita fábula y de reglas muy directas y sencillas nos propone unos principios para cosechar la Buena Suerte en nuestra vida cotidiana.

INGREDIENTES PARA COSECHAR LA BUENA SUERTE: Disponer o desarrollar la Voluntad, la Pasión, el Entusiasmo, la Entrega, la Generosidad y la Confianza necesarias.

“Pero resulta difícil creer que tú solo eres el motivo de tus éxitos. La suerte sonríe a quien el destino caprichosamente escoge. A ti te sonrió y a mí no. Eso es todo, viejo amigo. Víctor se quedó pensativo. Al cabo de un tiempo, le contestó:

 

—Mira, yo no heredé ninguna gran fortuna, pero recibí algo mucho mejor de mi abuelo…

 

¿Conoces la diferencia entre la suerte y la Buena Suerte, con mayúsculas?

 

—No la conozco —contestó David, sin mostrar interés.

 

—Aprendí la diferencia entre la suerte y la Buena Suerte con un cuento que me explicaba mi abuelo cuando vivía con nosotros. A menudo he pensado, y aún sigo pensando, que ese cuento cambió mi vida. Me ha acompañado en momentos de miedo, de duda, de incertidumbre, de confusión y también en momentos de alegría, felicidad, gratitud… Gracias a este cuento decidí comprar el taller con el fruto de seis años de esfuerzo apasionado y de ahorro. Fue también este cuento el detonante de otras muchas decisiones que luego se han revelado cruciales en mi vida.

 

Víctor siguió hablando, mientras David, con la cabeza hundida entre los hombros, dirigía la mirada al suelo.

 

—Quizás a los sesenta y cuatro años uno ya no está para cuentos…, pero nunca es tarde para oír algo que puede ser útil. Como dice el refrán: Mientras hay vida, hay esperanza. Si lo deseas, puedo explicártelo. David guardaba silencio, así que Víctor prosiguió:

 

—Es un cuento que ha ayudado a muchas personas. Y no solamente a gente del mundo de los negocios, también a emprendedores y a profesionales de todos los campos. Las personas que aprenden y asumen la diferencia entre la suerte a secas y la Buena Suerte han obtenido excelentes resultados en sus trabajos, en las empresas en las que trabajaban.

 

A otros les ha servido incluso para cultivar un amor. Ha servido también a deportistas, a artistas, a científicos e investigadores… Y te lo digo porque lo he observado de primera mano; tengo ya sesenta y cuatro años y soy testigo del efecto de la leyenda en muchas de esas personas.

 

David se incorporó y habló, quizá movido por la curiosidad:

 

—De acuerdo, dime: ¿Cuál es la diferencia entre la suerte y la Buena Suerte?

 

Víctor meditó antes de contestar. —Cuando vuestra familia recibió la herencia tuvisteis suerte. Pero esa suerte no depende de uno, por eso tampoco dura demasiado. Sólo tuviste algo de suerte, y ésa es la razón de que ahora no tengas nada. Yo, en cambio, me dediqué a crear suerte. La suerte, a secas, no depende de ti. La Buena Suerte, sólo depende de ti. Esta última es la verdadera. Mucho me temo que la primera no existe.

 

David no daba crédito a lo que oía.
— ¿Me estás diciendo que la suerte no existe?

 

—De acuerdo… Digamos que sí que existe, pero es tan improbable que resulta vano esperar que te alcance precisamente a ti, a cualquiera. Y, si al fin llega, no dura demasiado, es pasajera. ¿Sabías que casi el 90 por ciento de las personas a las que les ha tocado la lotería no han tardado más de diez años en arruinarse o en volver a estar como antes estaban? En cambio, la Buena Suerte es posible siempre que te lo propongas. Por eso se llama Buena Suerte, porque es la buena, la de verdad.

 

— ¿Por qué es la de verdad? ¿Cuál es la diferencia? —insistió David. Empezaba a sentirse muy intrigado por las palabras de su amigo.

 

— ¿Quieres oír el cuento?”

 

Extraído del libro de “La Buena Suerte” de Alex Rovira

Las reglas de la Buena Suerte

 

 

Primera Regla de la Buena Suerte
La suerte no dura demasiado tiempo, porque no depende de ti. La Buena Suerte la crea uno mismo, por eso dura siempre.

 

Segunda Regla de la Buena Suerte
Muchos son los que quieren tener Buena Suerte, pero pocos los que deciden ir a por ella.

 

Tercera Regla de la Buena Suerte
Si ahora no tienes Buena Suerte tal vez sea porque las circunstancias son las de siempre. Para que la Buena Suerte llegue, es conveniente crear nuevas circunstancias.

 

Cuarta Regla de la Buena Suerte
Preparar circunstancias para la Buena Suerte no significa buscar sólo el propio beneficio. Crear circunstancias para que otros también ganen atrae a la Buena Suerte.
Los problemas de los demás son a menudo la mitad de tus soluciones. Si compartes, siempre ganas más.

 

Quinta Regla de la Buena Suerte
Si «dejas para mañana» la preparación de las circunstancias, la Buena Suerte quizá nunca llegue. Crear circunstancias requiere dar un primer paso,.. ¡Dalo hoy!

 

Sexta Regla de la Buena Suerte
Aun bajo las circunstancias aparentemente necesarias, a veces la Buena Suerte no llega. Busca en los pequeños detalles circunstancias aparentemente innecesarias…, pero ¡imprescindibles!

 

Séptima Regla de la Buena Suerte
A los que sólo creen en el azar, crear circunstancias les resulta absurdo. A los que se dedican a crear circunstancias, el azar no les preocupa.

 

Octava Regla de la Buena Suerte
Nadie puede vender suerte. La Buena Suerte no se vende. Desconfía de los vendedores de suerte.

 

Novena Regla de la Buena Suerte
Cuando ya hayas creado todas las circunstancias, ten paciencia, no abandones. Para que la Buena Suerte llegue, confía.

 

Décima Regla de la Buena Suerte
Crear Buena Suerte es preparar las circunstancias a la oportunidad. Pero la oportunidad no es cuestión de suerte o azar: ¡siempre está ahí! …por tanto: Crear Buena Suerte únicamente consiste en… ¡crear circunstancias!

 

El nuevo origen de la Buena Suerte
Dado que crear Buena Suerte es crear circunstancias… la Buena Suerte solamente depende de TÍ. A partir de hoy, ¡TÚ también puedes crear Buena Suerte!

¿Qué dicen otros?

«El noventa por ciento del éxito se basa simplemente en insistir.» Woody Allen

« ¿Circunstancias? ¿Qué son las circunstancias? ¡Yo soy las circunstancias!» Napoleón Bonaparte

«Sólo triunfa en el mundo quien se levanta y busca las circunstancias, y las crea si no las encuentra.» George Bernard

«Muchas personas piensan que tener talento es una suerte, pocas sin embargo piensan que la suerte puede ser cuestión de talento.» Jacinto Benavente

«La suerte favorece sólo a la mente preparada.» Isaac Asimov

«La suerte ayuda a los osados.» Virgilio

«La suerte es el pretexto de los fracasados.» Pablo Neruda

«El fruto de la suerte sólo cae cuando está maduro.» Friedrich von Schilter

«Creo muchísimo en la suerte y descubro que cuanto más trabajo, más suerte tengo.» Stephen Leacock

«Cuanto más practico, más suerte tengo.» Gary Player

«Existe una puerta por la que puede entrar la Buena Suerte, pero tú tienes la llave.» Proverbio japonés

«De todos los medios que conducen a la suerte, los más seguros son la perseverancia y el trabajo.» Marte R. Keybaud

«La suerte ayuda a los valientes.» Publio Terencio

«La resignación es un suicidio cotidiano.» Honoré de Bahac

«Que la inspiración llegue no depende de mí. Lo único que yo puedo hacer es ocuparme de que me encuentre trabajando.» Pablo Picasso

«La suerte del genio es un uno por ciento de inspiración y un noventa y nueve por ciento de transpiración, o sea, sudar.» Thomas Edisson

«El secreto de un gran negocio consiste en saber algo más que nadie sabe.» Aristóteles Onassis

«Tú eres el motivo de casi todo lo que te sucede.» Niki Lauda

«La suerte no es más que la habilidad de aprovechar las ocasiones favorables.» Orison Sweet Marden

«Sólo aquellos que nada esperan del azar, son dueños del destino.» Mattbew Arnold

«El hombre sabio crea más oportunidades que las que encuentra. » Francis Bacon

«Un optimista ve la oportunidad en toda calamidad; un pesimista ve una calamidad en toda oportunidad.» Winston Churchill

« ¿Y cuándo piensas realizar tu sueño?», le preguntó el Maestro a su discípulo. «Cuando tenga la oportunidad de hacerlo», respondió éste. El Maestro le contestó: «La oportunidad nunca llega. La oportunidad ya está aquí.» Anthony de Mello

«Dios no juega a los dados con el Universo.» Albert Einstein

 

A %d blogueros les gusta esto: