El Presupuesto de Finanzas Personales – ¿Sabes a dónde va tu dinero?

¿A dónde va? Te pregunto.

No me refiero a cómo se invierten los impuestos que pagas, o las partidas presupuestarias del estado o tu municipio,..no,no…me refiero exactamente: ¿En que gastas tu dinero?…si,si ese que te llega cada vez en tu nómina, o el que te queda neto después de pagar tus facturas e impuestos como autónomo,…¿A dónde va?

Esta pregunta se la realizo a muchas personas que me cuentan o realizan observaciones sobre su situación económica… y generalmente recibo las mismas repuestas,…”hombre, en comida, la hipoteca, …en cosas de la vida, lo que todo el mundo”

Vale, muy bien, pero…exactamente, ¿En que gastas tu dinero, tus euros?¿Cuanto cantidad de euros gastas al mes en comida?¿Y en ocio?¿Y en caprichos?¿Y en transporte?¿Y en ropa?¿Y en higiene?¿Y en cultura…?

Me dicen: “Más o menos lo tengo controlado…lo que necesito es ingresar más dinero, con eso se soluciona todo”

Yo les digo: ¿Seguro?…(El autoengaño y la poca educación de finanzas personales que tenemos aparece por doquier)

Photo by Paul Hanaoka on Unsplash

La ley de Parkinson…y más importante la Ley de Franji Daerun

Esta más que demostrado, que si no tienes una buena gestión y administración de tu dinero, tus finanzas personales, por muchos ingresos o acceso al dinero que tengas no vas a solucionar el problema. Es como tener un cubo de agua sin fondo…por mucha agua que metas vas a quedarte sin agua y sediento.

De hecho, hay una ley que muestra esta problemática, la ley de Parkinson: “Los gastos aumentan hasta igualar los ingresos

Es evidente, y lo digo por experiencia propia y por lo que puedo observar en el 95% de casos de mi alrededor, es que cuanto más ingresas más gastas…sin importar en que,…el objetivo es obtener lo mejor (mejor coche, mejor casa, mejores vacaciones, mejor mejor…).

Y no es que diga que no es lícito disfrutar del dinero que obtenemos, sino que debemos hacerlo CON SENTIDO, SENTIDO para nosotros. Nos dejamos llevar por obtener “lo mejor” que es lo que dicta la sociedad de consumo en contra de obtener lo que necesito para satisfacer mis verdaderas necesidades esenciales. Y quizás, aquí si, haya una necesidad esencial de obtener y vivir lo mejor en un caso concreto y es totalmente coherente buscar obtenerlo, pero siempre desde la consciencia que es una necesidad vital para nosotros y no impuesto por terceros. Cada uno tendría que definir su estilo de vida propio, y no ceñirse a un estilo de vida impuesto con calzador por la sociedad que en muchas ocasiones no va para nada con nosotros.

¿Cual es tu estilo de vida?¿Y el que anhelas en verdad?

Cuando consigues definir el estilo de vida que quieres verdaderamente vivir en base a tu SENTIR y a vislumbrar los recursos financieros que necesitas para ello, todo resulta más claro, con más sentido incluso más alcanzable…y a veces,¡puedes darte cuenta que ya puedes vivir algunos de tus proyectos y sueños!

La ley de Parkinson es fácilmente observable, quizás incluso tu la puedas estar viviendo. Yo la viví en una época de ceguera de mi vida. Es una ley que se cumple si no tienes educación financiera y no prestas atención a tu vida.

Aunque yo estoy más de acuerdo con la ley de Fanji Daerun: “Los gastos aumentan hasta igualar la facilidad de disponibilidad de dinero“.

Y esta última es una ley terrorífica, por que en la disponibilidad de dinero entra en juego el fácil acceso a la deuda en el caso mejor o en el caso peor a otras dinámicas más perversas. ¡Y la deuda nos hace esclavos!

El presupuesto de finanzas personales: Tu espejo de vida

Photo by Andre Mouton on Unsplash

Aquí es donde el presupuesto entra como una herramienta poderosa. El primer paso para tener control sobre tus finanzas personales es saber donde va tu dinero, saber como te arrastra el dinero en la vida y posteriormente, y lo más poderoso, “Decirle a tu dinero a donde tiene que ir”.

A través de tu presupuesto puedes conocer muchas cosas de ti, y de tu familia/pareja. Nos muestra un reflejo objetivo, con números contantes y sonantes, de como interáctuamos con el mundo, a que damos prioridad en verdad, ya que cada vez que gastamos dinero en algo estamos dando valor en nuestra vida a ese algo.

Un hábito muy saludable

Evidentemente, no es una actividad sencilla si llevamos toda la vida sin tener una administración inteligente de nuestras finanza, pero con voluntad y un poco de esfuerzo, se convierte un hábito incluso tan sano como una comida “vegana” o las actividades físicas semanales.

No es objetivo de este artículo explicarte como realizar el presupuesto, para ello puedes participar en algunos de mis talleres, realizar un proceso de coaching de finanzas personales conmigo o formarte por la multitud de recursos que existen al respecto. Pero si que tomes consciencia de la importancia que puede tener en tu vida, ya que puede iniciar un cambio transformador, no solo a nivel económico sino vital.

Yo llevo más de 30 años realizando esta práctica, y me ha servido para disponer de una paz financiera que ha facilitado la ejecución de mis proyectos sin tener que depender eventos extraordinarios, casi de fantasía (p.e. llegar a ser consejero delegado de una multinacional, que me toque la lotería, esperar a jubilarme, “jajaja”, perdón se me escapó la risa floja con esto último…, o dar un braguetazo con lo feo que soy,…).

Photo by Krissia Cruz on Unsplash

Algunas recomendaciones

No obstante te daré algunas recomendaciones que ya iré detallando en próximos artículos.

1.Apunta durante 30 días todos los gastos que realices, por pequeños que sean. Esta práctica es muy reveladora, ya que descubrirás muchas cosas sobre ti y tus hábitos.

2.Pondera todos tus gastos e ingresos fijos adicionales anuales/semestrales a mensuales (Por ejemplo, seguros, revisiones, pagas extra,…). Es una medida más manejable y te dará una visión más concreta de tu evolución mensual.

3.Identifica los posibles gastos eventuales que tengas durante un año (por ejemplo, vacaciones, escapadas, regalos,…).

4.Realiza una reunión al mes como mínimo para revisar tu presupuesto. Si tienes familia o pareja, hazlo con ellos. Todos tienen que participar. Hazlo como una ocasión especial, una fiesta,…es un evento muy importante. Dedícale toda una tarde si hace falta (engaña un ratito al fútbol o a tu serie preferida). Esta revisión debe ser una toma de conciencia alegre y positiva, no una autocastigo o una oda a la culpa…el dinero está para disfrutarlo, pero para disfrutarlo como tu Esencia quiere, no como te dicen que debes gastarlo.

Photo by rawpixel on Unsplash

 

… te podría decir muchas más, pero por ahora tienes más que suficiente para plantearte.

Seguramente, si hace el esfuerzo de anotar todos tus gastos durante un mes (si eres valiente 60 o 90 días para validar datos) te darás cuenta del efecto “Café au lait”. Son gastos pequeños, en cosas que no tienen relevancia y que se realizan durante tu día a día y que en ocasiones pueden llegar a suponer hasta un 30% de tus gastos mensuales (o más). Obsérvalos.¿Qué te dicen?

Nos preocupamos mucho en obtener el dinero pero muy poco para administrarlo

De verdad, de corazón, es fundamental que tengas una administración de finanzas personales adecuada. Ella te llevará a que puedas sanear tu economía. Una vez entras en dinámica el hábito, disfrutarás y funcionará prácticamente solo, sin esfuerzo por tu parte. Después ya podrás focalizarte en conseguir todos los ingresos que necesites para llevar a cabo tus proyectos y sueños, a través de tu plan de prosperidad. Pero ese es otro tema que trataremos más adelante.

Sólo comentarte a título orientativo que el escenario ideal de buenas prácticas de finanzas personales es que tu gasto mensual ponderado no supere el 70% de tus ingresos reales mensuales ponderados (los que generas tú, ya sea a través de tu trabajo o de ingresos por activos/inversiones, lo que llamamos ingresos pasivos) y que la única deuda que tenga, que no deberías aunque por cultura social es inevitable, es la hipoteca de tu vivienda. ¡Y ojo, recuerda, obtener dinero por medio de deuda a devolver no lo consideramos como un ingreso!

¿Cómo lo ves?¿Ríes?¿Lloras?¿Te asustas?¿Te animas?¿Quieres dejar de autoengañarte y saber quien eres?

¿Lo ves inviable ahora mismo? Para nada…está más cerca de lo que crees. Sólo, si lo SIENTES, hay que tomar la decisión y compromiso y dar el primer paso, el que tu elijas. No te imaginas el cambio que se produce cuando tomas responsabilidad real de tu dinero y la forma como lo consigues. ¡Y no hace falta esperar mucho para ver los primeros resultados!¡Esta si que es una inversión segura!

¡Ya está aquí el 2019! Aprovecha el ancla del cambio de año.

Cómo ya se avecina el 2019, pongo a tu disposición una Plantilla Excel de Presupuesto Básico de Finanzas Personales. No es gratuita (ya hablaremos sobre la falacia de lo gratuito) ya que debes mostrar tu compromiso por querer sanear tu economía personal, y por ende, tu propia vida. ¡La vida pone pruebas de esfuerzo y te hace fotografías de tu compromiso! 🙂

Es muy sencilla y es una herramienta muy práctica y potente para llevar a cabo tu presupuesto. Si necesitas ayuda para rellenarla, puedes participar en alguno de mis talleres o realizar un proceso breve de coaching vital de finanzas personales conmigo.

Espero que te haya servido de ayuda.

Puedes aprender más en nuestros talleres vivenciales y en el libro "El PODER del SENTIR en tu día a día"

A %d blogueros les gusta esto: