Pareciese en un primer momento, que posicionarse como quien eres en verdad (desde el Sentir) y reivindicar el lugar que te pertoca por tus talentos y misión de vida, fuera una actitud prepotente.

Eso no es prepotencia, ¡es empoderamiento!

Posicionarse denota valentía y compromiso… y conciencia. Ser honesto con uno mismo y con la Vida. Dar un paso adelante es mostrarse. Tener la voluntad de asumir quien uno es en realidad. Es conocerse. Es creerse. Es sentirse satisfecho del propio Ser. Mostrar los dones sin tapujos para poder desarrollar en la vida lo que hemos venido a hacer.

Es verdad que hay que inmunizarse y luchar contra el entorno que nos dice que no somos nada, que no valemos, que no somos especiales. Ni siquiera en lo que es evidente que somos especiales.

Parece que estuviera mal visto que te muestres y destaques en aquello que te es fácil, natural.

Una sociedad de mediocres

El mundo, la sociedad, los compañeros, las instituciones nos minan la energía, nos hacen empequeñecer, nos hacen dar marcha atrás, y nos muestran el camino de la mediocridad.

El problema es que cuando estamos retrocediendo estamos dejando hueco a que alguien, que normalmente no tiene ni talento, ni preparación, ni buenas intenciones, se haga cargo de la situación, y ahí está el peligro.
No permitas que te hagan creer que has de llevar una vida mínima. ¡Se esplendor!. Llena el hueco que has venido a llenar, aporta tu granito de arena en construir un mundo mejor.

Esta máxima es fácil de entender, pero parece que todo se mueve para que te retengas…¿Cómo vas a construir un mundo mejor si no das lo máximo de lo tuyo?

Posicionarse, reclamar lo que te es legítimo, marcar los límites, mostrar quien eres, no es ser orgulloso, ni ser prepotente, es reconocerse y crear tu misión de Vida, siempre con luz y alegría.

Actúa con responsabilidad

Empieza a actuar ya con responsabilidad. A veces es muy cómodo quedarse ahí, que te bamboleen, u ocultarte o huir de tu verdad. Ser nadie no requiere esfuerzo, Pero tampoco genera satisfacción. La satisfacción solo llega cuando colmas a tu alma actuando en coherencia con quien eres y quieres ser.

Tú no eres uno más dentro de una masa uniforme. Tú eres tú, con tu nombre y apellidos,…y tus talentos a desarrollar y aportar.

Busca dentro de ti, siéntete, olvídate lo que te digan, no debe importarte incluso si te menosprecian, tú sabes lo que eres y lo que vales, solo necesitas pararte un momento.

Tú eres importante.
Tu eres especial.
Tú debes decidir.
Tú debes hablar, actuar y ocupar tu lugar.
Tú eres esencial para el mundo, pues con tu actitud vital influyes constantemente, tanto si te retiras, si te ocultas, si te empequeñeces, y así das paso a que otros quizás sin escrúpulos, manejen a su antojo el volante de la humanidad, como si decides reinvindicarte como quien tú eres y empiezas a ser creativo y creador.

¿Te es difícil de creer?¿Te es difícil de Sentir?

Este es un tema crucial. ¡No lo olvides! tú tienes tu parte de responsabilidad. No eres «más responsable» si acatas lo que te digan, si te anulas,…eso no es responsabilidad. La responsabilidad es ser tu sin máscaras, al máximo.
Deshazte del miedo. Empodérate. Debe ser así para que empieces a vivir tu vida con plenitud, sino estarás a medio gas…

Corazón Valiente, Corazón Alegre, solo cuando avances y te posiciones podrás sentirte pleno, pues empezarás a ser tú y no el monigote que te han enseñado a ser.

No busques la apreciación de los demás, pues muchos de esos que te rodean llevan puesta la careta y no fluyen con el corazón.

Que tu Sentir sea tu filtro y tu empuje valiente hacia tomar las riendas de tu vida y de tu misión, propósito, actuar,…que no es otra cosa que tu vivir para crear el mundo en plenitud y armonía.

Notas adicionales:

Si destacas, destacas. No todo debe ser uniforme. La diversidad y el colorido conforman la vida. Se tú.

Ser modesto es no ser honesto con tu propia realidad. Alaba a los demás pero alábate a ti lo primero. Reconócete a ti mismo y los demás no podrán dejar de ver tu brillo, aunque lo intenten y les moleste.

Hace falta que el mundo brille más. Menos cabezas huecas con agujeros por corazones, que funcionan en automático, en masa. Eso no es lo que quiere la Vida, sino un tipo de sociedad que controla nuestra manera de movernos.

A %d blogueros les gusta esto: