El miedo no tiene cabida en un alma conectada.

El miedo se produce cuando hay un vacío de amor, de dicha, de confianza y esencialmente cuando se siente la NO UNIDAD (Mejor cuando se deja de sentir la Unidad).

En el momento que uno se siente participe de todo, de la energía creadora de la VIDA, no tiene sentido el miedo, no hay nada extraño a lo que temer. No hay soledad ni desdicha.

En una sociedad que se promueve el egoísmo, la competencia, el poseer, se establecen las bases para el miedo.

Uno de los engaños más grandes es el que nos lleva a pensar, a creer, que nuestra alma no es pura.

Por ello no buscamos el propio SENTIR, no miramos hacia adentro. Desconfiamos de nuestra naturaleza sabia y divina. Nos aislamos y lo máximo que aspiramos es a sentir nuestro propio miedo, la vida en desgracia.

Nos dejamos llevar en piloto automático y no utilizamos nuestro poder esencial creativo, el que nos conecta a la VIDA, el que disfruta, el que SIENTE.

Se fomentan “valores” antinaturales de no cooperación, de competitividad, de lucha, de querer destacar. Mientras más desconectado más fácilmente a la deriva.

Por tanto, miedo y conexión son antagonistas.

¿Qué se gana con esta desconexión?

Que se enardezcan los egos como diferenciadores hasta tal punto que la tendencia al Ego enegosacerbada nos distancia cada vez más de la Unidad, nos desconecta y por tanto nos aleja del amor y de nuestra verdad y de una vida feliz y con sentido.

Intereses creados del temor nos mueven con energías contrapuestas al fluir y al sentir.

Por un lado pues egoísmo y por otro miedo (a estar solo, a estar perdido, a no encontrar el sentido).

Hay que saber manejarse en este mundo, tomar el control. Cuando el propio YO es protagonista desde la conexión, cuando se vive en armonía, dicha, sinceridad con uno mismo, respeto y admiración por todo, cuando se ama cada minuto, habremos ganado la partida.

Pero para ganar la PARTIDA, no basta con eso, debemos contagiar y liberar contra más almas mejor. En eso consiste la evolución.

Esta es la distracción: Cuanto más te centres en buscar y comprender, más te alejas en la solución de aplicar y concentrarte en ella.

Volver a SENTIR. Alegría en el Corazón. Confianza en la VIDA.