Mensajes del Montsec – Caricia de abeja bajo el Sol en el balcón del Refugi dels Estels.

“Qué diferente es todo cuando no hay miedo.

Qué diferente se siente todo cuando nos quitamos las capas de la diferencia.

Así, con la piel desnuda, con los poros exhalando vida, respirando bajo la luz del SOL, con la caricia del viento susurrando a la piel, sin vestiduras, sin oficio, sin más reloj que el rayo de sol que acompasa el latido del corazón, con los ojos abiertos, sin ver, sin etiquetar, solo sintiendo y oliendo el momento presente.

Un cuadro infinito donde todo es imprescindible pues todo tiene valor que aportar al aquí y al ahora y no podría faltar a su cita.

En ese instante, de danza calmada, la abeja se hermana contigo, y te regala su preciosa existencia, su danza ritual bailando sobre la piel.

Esa piel humana que normalmente va enfundada en capas de egoismo y separación y miedo y vergüenzas y creencia de ser el SER SUPERIOR.

La abeja posada en tu rodilla sin temor alguno y sin temor tu también. Es tanta la belleza del regalo del presente que te hace olvidar lo sabido, lo creído sobre abejas malvadas punzantes que son el enemigo. Ese diminuto ser, con sus patitas llenas de néctar limpiandose las minusculas alas de ángel, zumbando su música para ti y contigo, al compás de tu corazón, ese esplendido SER sin miedo, te ha reconocido como hermana.

Se ha posado en tu SER y no ha hallado diferencia entre tú y una flor.

Agradece el saber estar en el ahora y recibirás más bellos presentes como este, que colman de alegría el corazón y la magia de vivir”

SELENE – MENSAJES DEL MONTSEC