Ser exitoso no sólo se trata de tener dinero, sino también de saber valorar y aprovechar al máximo todo lo que tienes en tu vida. Además, no es algo que se logre de la noche a la mañana.

Cada quien puede tener una perspectiva distinta de lo que define la palabra ‘éxito’ porque, mientras para muchos se trata de la cantidad de dinero que llega mes a mes a la cuenta, para otros puede ser que solamente sea un reconocimiento. Otras personas pueden ser un poco más filosóficas al respecto y considerar que simplemente se trata de la posibilidad de hacer realidad los sueños y convertirse en ejemplo para los demás.

Sea cual sea su pensamiento al respecto, lo cierto es que se trata de un camino que no es fácil de lograr y en el que hay superar con ‘esfuerzo’ una serie de obstáculos, inconvenientes y críticas que se presentan a lo largo del camino. El tema es que no es algo que sea para todo el mundo, porque hay que soportar ciertas situaciones con las que no todo el mundo puede lidiar.

El éxito de los exitosos es que saben cómo asumir ese tipo de situaciones, porque no se concentran en aquello que les hace malgastar la energía o que saben que no es útil concentrar el tiempo. Así, aquí hay algunas consideraciones recopiladas:

1. Serás juzgado: cuando te pasas el día  pensando en qué dirán los demás sobre lo que tu dices o haces, seguramente, nunca llegarás a ser exitoso. Ese miedo es lo que hace que las personas no actúen como deberían, alcanzando sus sueños. Recuerda que lo importante es tu opinión propia y, en un lugar un poco distante, lo que los demás te puedan aconsejar sobre tus decisiones.

2. Las malas cosas suceden: y no porque sucedan significa que está “podrido” o que las cosas no se deban dar. Todas las personas que  puedes considerar como modelos a seguir siempre habrán pasado por meses o años difíciles, en los que sintieron que tuvieron que haber tirado la toalla, pero nunca lo hicieron.

3. Desarrolla la pasión: no tiene que ser necesariamente por tu trabajo, sino por las cosas que hace en cualquier momento de la vida, esto es lo que le permite tener una razón para la que lo hace. Esto significa tener la capacidad de elegir un bienestar, tanto para ti como para los tuyos, mientras hace lo que te lleva a ser feliz. De lo contrario, nunca podrás ser exitoso.

4. Ante todo, respétate: esto es algo que debes hacerlo “a capa y espada”, porque se trata de darse un lugar en el mundo y de sentirlo como propio. Esto no es algo que logren todas las personas porque, con el fin de que se hagan realidad sus proyectos, pierden su propia esencia. Si tu lo logras, los demás lo seguirán.

5. Aprende: aprende, aprende y sigue aprendiendo. Ésta es la única forma en la que realmente puedes convertirte en una persona integral, que encuentre oportunidades donde otros ven problemas y que te permitirá mantener y mejorar las relaciones personales.

6. Siempre habrá alguien que te ofenda: o que te tenga celos. Eto sucede cuando alguien logra hacer realidad sus proyectos y “la vida le sonríe” haciendo que las condiciones se den de forma fácil y sencilla. No le gastes energía a esto, en cualquier momento de tu vida y en cualquier lugar, podrás tener detractores que no estén de acuerdo con lo que haces.

7. Diferenciar lo urgente de lo importante: una persona exitosa sabe cuál es la verdadera influencia del tiempo en su vida personal y laboral, por lo que es algo que atesora al máximo. Entonces, cuando alguien aprende a saber qué hacer y cuándo hacerlo, según corresponda, tendrá una gran ventaja sobre las demás personas.

8. En algún momento tendrás que renunciar: no necesariamente a tus sueños, pero sí a personas o a situaciones u objetos. No es algo difícil ni nadie te enseñará cómo hacerlo, además que toda la responsabilidad recaerá única y exclusivamente en ti.

9. Tienes que saber quién eres (y quién no): sólo las personas con un profundo autoconocimiento logran delimitar sus capacidades y encaminarlas hacia donde las necesiten para hacer verdad sus sueños. Eso también le permitirá identificar las oportunidades que realmente sean útiles para tu proyecto de vida.

10. La humildad, ante todo: esto es algo que muchas personas pierden a lo largo del camino, especialmente, si sus ganancias empiezan a verse en aumento. Cuando olvidas de dónde vienes y a las personas que te han ayudado en el camino, creyéndote más que los que lo rodean, podrás retroceder en tu camino al éxito.

11. Lo que no pasa, siempre genera una oportunidad: muchas personas pueden llegar a lamentarse por el hecho de que no se hizo realidad algo en lo que realmente tenían toda su fe y energía; pero el hecho de que no se haga verdad, no significa el fin del mundo. Siempre surgirá algo nuevo y que, probablemente, termine siendo mucho mejor.

Fuente: www.finanzaspersonales.com.co/trabajo-y-educacion/articulo/realidad-de-ser-exitoso/59808

A %d blogueros les gusta esto: